Slider
Slider

¿Quiénes somos?

En 1852, el francés Pierre Larousse fundó una editorial con el objetivo principal de promover y difundir el saber. El afán divulgador, por encima de fronteras y de la diversidad de lenguas, ha dotado a Larousse a lo largo de siglo y medio de un genuino carácter internacional, y en la actualidad el sello Larousse constituye en todo el mundo una referencia ineludible en el ámbito de las obras enciclopédicas.

Larousse cuenta actualmente con un amplio catálogo. Las enciclopedias que le han dado renombre constituyen un indiscutible bagaje que ha permitido ampliar su oferta editorial con obras de temáticas diversas, siempre fieles al espíritu de divulgación del conocimiento.

Los diccionarios en español y los diccionarios bilingües, con especial atención a las obras en francés, constituyen productos destacados del catálogo de la editorial y han reforzado el prestigio del sello en el ámbito de la enseñanza y el aprendizaje de idiomas.

En los últimos años, Larousse Editorial también ha apostado por la publicación de libros temáticos ilustrados, que abarcan diversos campos del saber: desde la salud hasta el arte o la gastronomía, sin olvidar el mundo del cine o el del bricolaje. Múltiples títulos y formatos para satisfacer los intereses y las necesidades de todos los públicos.

La edición de libros infantiles ilustrados completa la labor de la casa editora. Son obras de referencia para los más pequeños, que ofrecen respuestas a la par que entretienen y familiarizan a estos con el mundo del libro.

Nuestra Historia

Pierre Larousse (1817-1875) se encontró durante su experiencia como docente con unos métodos de enseñanza arcaicos y de escaso valor pedagógico. Por ello, después de una amplia formación autodidacta y tras recopilar en cientos de fichas los conocimientos adquiridos en la Sorbona, el Collège de France y en otras instituciones y bibliotecas, decidió escribir un curso completo de lengua francesa para enseñar a los niños la ortografía y el arte de hablar y escribir correctamente (Lexicologie des Écoles Primaires, 1849).

En este sentido, Pierre Larousse dijo que con el Grand Dictionnaire Universel había pasado de la enseñanza lexicológica, es decir, la que estudia las palabras, a la enseñanza de todo tipo de conocimientos: pasó de enseñar a los niños a intentar «instruir a todo el mundo, sobre todo y todas las cosas». Este lema quedó plasmado en 1876 con la imagen de la sembradora, la mujer que sopla un diente de león cuyas semillas simbolizan el conocimiento y se esparcen a los cuatro vientos, y que podemos reconocer en las obras Larousse.

Al Grand Dictionnaire Universel le sucedieron otras muchas obras. El Nouveau Larousse Illustré (1898) añadió la fuerza de las ilustraciones gracias a Claude Augé, un personaje clave en la evolución de la editorial al otorgar gran importancia a la parte gráfica. Llegaron después, entre otras, el Larousse du XX e siècle (1928), el Grand Larousse Encyclopédique (1960-1964), el Grand Dictionnaire Encyclopédique Larousse (1982) o el Grand Larousse illustré (2005).

LR-quienes-somos-rojo-elementos
LAROUSSE libreria

La primera imagen para simbolizar la marca Larousse data de 1876. Es obra del arquitecto y decorador francés Émile Reiber, que representó un diente de león aureolado con la divisa «siembro a los cuatro vientos».

El artista, decorador y grafista francés Jean Picart Le Doux realizó en 1955 la modificación más profunda de la «sembradora», potenciando los rasgos faciales y la cabellera en forma de llamas. Fue utilizada hasta 1970.

La «sembradora» actual, de trazo estilizado, es una obra colectiva diseñada por el estudio Yann Pennor’s en 1993. En ella, la divisa se ha disociado del grafismo.

El Pequeño Larousse Ilustrado

Uno de los hitos decisivos en la historia de Larousse fue la publicación en 1905 del primer Petit Larousse Illustré, un diccionario enciclopédico en un solo volumen que iba a alcanzar gran éxito. En esa primera edición se separaban los nombres comunes de los nombres propios por medio de unas páginas de color rosa dedicadas a los proverbios de la lengua, dando inicio a una tradición mantenida hasta nuestros días. Esta división obedece a la voluntad pedagógica de diferenciar entre lo que es léxico común, la lengua, y el conocimiento del mundo a través de los nombres propios (personajes, países, etc.).

Desde su primera edición, la principal característica del Petit Larousse ha sido ofrecer una nueva edición de la obra con periodicidad anual y con la fecha del año siguiente al de su publicación, para dejar constancia de su actualidad. No solo los hechos históricos cambian la realidad del mundo, sino que la lengua también cambia: hay palabras que caen en desuso y otras que los hablantes incorporan al acervo común.

El Pequeño Larousse Ilustrado, que se publicó en español por primera vez ya en 1912, se encarga en cada edición anual de reflejar fielmente esta realidad cambiante de la lengua y del mundo que nos rodea.

Cronología

Infografia hostoria de Larousse

Cronología

Historia de Larousse Infografia